Un lugar dedicado al conocimiento y la diversión

Entre letras, dibujos, historias y juegos, transcurre el mágico mundo de la Biblioteca Pública de Comfamiliar Risaralda, ubicada en el centro de Pereira, lugar que, desde hace más de 20 años, se ha convertido en referente para grandes y chicos en cuanto a consulta e investigación. Actualmente, este colorido lugar, cuenta con múltiples servicios gratuitos para los pereiranos y risaraldenses que a diario llegan a este espacio.

A las 7:00 de la mañana, este lugar de conocimiento, reflexión y pensamiento, abre sus puertas al público y extiende sus servicios diariamente por 12 horas continuas. “En la biblioteca a lo largo del día nuestros visitantes encuentran muchas sorpresas tanto para adultos como para los niños. En la mañana normalmente nosotros atendemos las instituciones educativas del área metropolitana, con estos niños hacemos una actividad de promoción de lectura, complementamos con juegos de plastilina, pintura, origami y foami, posteriormente se le da el espacio a la institución para que los alumnos indaguen sobre los libros que tenemos aquí”, expresó  Maira Alejandra Mejía Hernández, promotora de lectura de la Biblioteca Pública Comfamiliar Risaralda.

               

Ya en horas de la tarde los adultos se toman el lugar gracias a que desde la dirección de la biblioteca han ideado una programación para los usuarios, entre las actividades más destacadas se encuentran La hora del cuento, El mundo del ajedrez, Tardes Lúdicas y los Plasticuentos, el objetivo es que padres e hijos se involucren y participen constantemente de los espacios, así se fortalece el vínculo afectivo a través de la lectura.

“También venimos trabajando un proyecto de Servicio de Información Local que consiste en darle a conocer a nuestros usuarios todo sobre Pereira, la historia, los autores locales que tenemos, los libros que van publicando. El objetivo es que propios y extraños se informen de nuestra ciudad de la mejor manera, si necesitan ir a algún lugar o hacer una diligencia nosotros les damos la ruta para llegar al destino”, acotó Mejía Hernández.

Otro de los servicios que tiene la biblioteca es el de lectura en casa, los usuarios que deseen llevar los libros a sus hogares lo pueden hacer, se prestan hasta 3 libros por persona, los cuales deberán devolver en 2 semanas. A esto se suma el proyecto de las Tics en el que, dentro de la biblioteca, se prestan computadores a los usuarios, sin ningún costo, para que realicen las consultas respectivas. 

“De igual forma, tenemos actividades mensuales para jóvenes y adultos, entre ellas una denominada La Conversa donde tratamos temas diferentes de interés para la ciudad, este año la idea es trabajar en informar sobre el proyecto 50, 60  que son los años que cumplen Risaralda y Comfamiliar respectivamente, para esto nos reunimos el tercer lunes de cada mes a partir de las 4:00 de la tarde”, concluyó la Promotora de Lectura.

La Biblioteca de Comfamiliar en Pereira, ubicada en la carrera quinta entre calles 21 y 22, atiende al público de lunes a viernes de 7:00 am a 7:00 pm, y los sábados el horario es de 9:00 am a 4:00 pm en jornada continua, los usuarios pueden enterarse de las actividades a través de las redes sociales o en la página web www.comfamiliar.com.

50/60

Un 10 de octubre de 1957 nació en Pereira, por entonces la segunda ciudad  del Departamento de Caldas, Comfamiliar Pereira, entidad  que bajo la figura del Sistema de Subsidio Familiar, jugaría un papel protagónico en el mejoramiento de las condiciones de vida en la región.Una década más tarde, el 10 de febrero de  1967, surge a la vida administrativa del país el Departamento de Risaralda, sumándose a lo acontecido un año antes, cuando Quindío se segregó del antiguo Caldas.

Desde entonces, los caminos de la Caja y el nuevo territorio se han entrelazado en un recorrido sembrado por igual de dificultades  y oportunidades, hasta llegar al año 2017,  cuando Comfamiliar Risaralda celebre sesenta años y  el Departamento festeje medio siglo de vida administrativa.Para aprovechar esa convergencia  se gestó en 2015 el programa 14 ESTACIONES, Un viaje a la memoria, liderado por Comfamiliar con el propósito de fortalecer sus bibliotecas públicas en los municipios a partir de tres grandes líneas de acción: identificar, conservar  y difundir la memoria histórica de  nuestros pueblos. En segundo lugar, reconocer, mantener y difundir el patrimonio cultural en aspectos como la gastronomía, las músicas,  la tradición oral y las manifestaciones artísticas en general. El tercer punto se enfoca al acompañamiento y respaldo a las formas de  representación  comunitaria, todo  con el propósito de  generar  dinámicas de desarrollo social en el campo, como condición clave para la paz del país.

Tertulias, exposiciones de fotografía, cine foros, encuentros de tradición oral  y ejercicios orientados a la recuperación de memoria son parte del patrimonio acumulado hasta ahora.Como resultado de todo ese recorrido, y luego de una juiciosa investigación, los integrantes del Semillero  adscrito a la Maestría en Historia de la Universidad Tecnológica de Pereira escribieron un libro titulado 50/60 Risaralda y Comfamiliar: Una historia compartida.

A lo largo  de trescientas páginas y soportado en la más rigurosa metodología, el libro nos ofrece un panorama de  Risaralda en el que el accionar de la  Caja se suma a los hechos administrativos del Departamento, creando así el escenario en el que los habitantes de nuestros pueblos  y veredas han tejido sus vidas. Por esa ruta, los autores recrean el ancestral empuje de nuestra gente, enfrentado a las dificultades políticas, así como a las endémicas formas de violencia que han obstaculizado su trasegar. El resultado es una visión panorámica que, a modo de caleidoscopio, nos permite identificar las claves de nuestro destino individual y colectivo.

De manera paralela, el realizador  Jhon Wilson Ospina produjo un documental que refleja ese recorrido desde las técnicas audiovisualesEl tren de las 14 ESTACIONES sigue su marcha. El próximo reto consiste en que las instituciones del sector público y privado se suban a él como una manera de festejar esta feliz convergencia expresada en la cifra 50/60. Así de simple.

Por : Gustavo Colorado Grisales – Asesor Cultural Comfamiliar Risaralda

Información Adicional


Política de privacidad
Todos los derechos reservados COMFAMILIAR RISARALDA 2017 | Desarrollado por el Departamento de Sistemas & Comunicaciones