Al corazón no le nacen canas

La edad es sólo un número que no define el envejecimiento, tu tienes lo años que quieres tener, y si te quieres ver joven simplemente debes sentirte joven y por ello debes alimentar tu espíritu con una mente sana y positiva, recuerda que somos lo que pensamos y nuestro cuerpo es un reflejo de nuestra mente.



De igual manera, el fortalecimiento de nuestro cuerpo también es de suma importancia, ya que cuando llegamos a la edad de oro, esa edad donde ya empezamos a sentirnos cansados, el ejercicio es la mejor solución para las molestias físicas y normales de la edad dorada, y así lograremos una combinación perfecta entre cuerpo y mente.

Porque recuerda algo “al corazón no le nacen canas” y en tus manos está verte y sentirte como un niño. con una tercera oportunidad de crecer.

Información Adicional


Política de privacidad
Todos los derechos reservados COMFAMILIAR RISARALDA 2017 | Desarrollado por el Departamento de Sistemas & Comunicaciones