add
Logo Comfamiliar

Novedades

post

Si vives solo y deseas tener casa propia, Comfamiliar te ayuda a lograrlo

El sueño de tener casa propia cada vez es más factible para los risaraldenses gracias a los subsidios de vivienda que Comfamiliar Risaralda entrega a sus afiliados. La Caja de Compensación Familiar, puso a disposición el subsidio de vivienda unipersonal, al que pueden acceder las personas solteras.

“La entrada en vigencia del Decreto 133 de 2018, tuvo dos cosas importantes: permitir la postulación de hogares unipersonales a los subsidios de la Caja, antes solo permitidos a Mi Casa Ya, subsidio del gobierno. De igual forma, se igualaron los rangos y los valores de los subsidios de la Cajas de Compensación con los de Mi Casa Ya”, expresó Santiago Echeverry, líder de Vivienda de Comfamiliar Risaralda.

Este subsidio busca que cada vez más empleados de las empresas afiliadas a Comfamiliar Risaralda, sin importar su situación civil, se postulen para la adquisición de vivienda propia de manera más fácil.

“Debemos aclarar que no toda persona puede hacerlo, quien esté casado, quien tenga cónyuge, debe por obligación incluir a su pareja en el formulario de postulación, no lo puede excluir porque en las validaciones que nosotros hacemos tenemos en cuenta a todos los integrantes del hogar, es decir solo aplica postulación unipersonal para quien en verdad viva solo”, anotó Echeverry.

Te prestamos el dinero

Pero los beneficios para los afiliados a la Caja de Compensación Familiar de los risaraldenses no paran ahí, el área de Crédito, les presta hasta el 70 % del valor total de la vivienda a una de las tasas de interés más bajas del mercado.

“Prestamos hasta $74 millones a 12 años con una tasa de interés fija, la primera cuota que se paga tiene el mismo valor que la última. Las tasas de interés que manejamos son: para categoría A 0,5%, categoría B 0,7%, y la categoría C al 1,0%”, afirmó Jhon Fredy Patiño, jefe de Crédito Comfamiliar.

La modalidad utilizada para acceder a un préstamo por medio de la Caja de Compensación es la libranza, (las empresas les descuentan a sus empleados el crédito a través de la nómina), sin embargo, existen entidades que no tienen este convenio con Comfamiliar, lo que dificultaba el acceso de los afiliados a este servicio, sin embargo, solo para el Crédito Hipotecario, se viene realizando un análisis de cada caso en particular, buscando que los trabajadores puedan tener su casa propia.

“Comfamiliar actualmente estudia casos donde la empresa no hace convenio de libranza, pero los trabajadores sí pueden acceder con nosotros al crédito hipotecario, no es para todos los casos, por eso hacemos un estudio para cada solicitud de Crédito Hipotecario. Invitamos a todos nuestros afiliados a que cumplan su sueño de tener casa propia, en este caso con el subsidio unipersonal, una oportunidad para aprovechar”, finalizó Patiño.

________________________________________________________________________________________

Jorge y Dahiana tenían un sueño, tener una vivienda propia que les permitiera pensar en un mejor futuro para ellos y sobre todo para sus hijos, un lugar que les perteneciera y que por ello, fuera más fácil llamarle hogar. Con su objetivo claro, en el año 2016 empezaron a ahorrar, se dieron a la tarea de elegir el proyecto que se ajustaba a sus necesidades y posterior a ello se postularon para recibir el subsidio Familiar de Vivienda que otorga Comfamiliar Risaralda.

Hoy, poco más de un año después de haber emprendido este camino, en el que Vivienda Comfamiliar los ha acompañado, su disciplina y compromiso les ha permitido convertirse en beneficiarios del subsidio y estar disfrutando en compañía de sus hijos Ian y Valery, de su vivienda propia, un cálido hogar donde comparten en familia y construyen día a día los mejores momentos y recuerdos.

Jorge, Dahiana, Ian y Valery demuestran que los sueños se cumplen, no esperándolos, sino trabajando por ellos.

______________________________________________________________________________________

Comfamiliar Risaralda le ayuda a cumplir el sueño de tener casa propia

Más de 330 familias risaraldenses culminan el 2017 viviendo en casa propia, gracias al Subsidio de Vivienda que por años ha entregado Comfamiliar Risaralda a sus afiliados, ayudando en la materialización de los sueños de cada uno de los trabajadores que ha puesto su confianza en la Caja de Compensación de la Risaralda.

Diego Alejandro Galvis, fue uno de los felices beneficiados del Subsidio de Vivienda, su cara lo dijo todo al recibir de manos del Director Administrativo de Comfamiliar Risaralda, Maurier Valencia Hernández, lo que él mismo denominó su gran regalo de Navidad.

“La verdad, el comprar nuestra casa era un proyecto que teníamos hace mucho tiempo con mi esposa, ¡quién no quiere casa nueva!. Gracias a Dios nos postulamos para el subsidio de vivienda y fuimos favorecidos con $ 14 millones de pesos, dinero con el que completaremos el valor de nuestra casa, en la que esperamos vivir muy felices al lado de nuestra hija que es nuestro mayor tesoro”, así lo manifestó Diego Alejandro, quien en enero espera ya estar disfrutando de su casa en el barrio Villa Mariela en Frailes, Dosquebradas.